Redes Sociales: ¿las Usas o te Usan?








Redes Sociales: ¿las Usas o te Usan?

6 consejos para que las redes sociales no controlen tu tiempo

| Tiempo de lectura: 4 min

Ayer en la tarde en un café, observamos una conversación de dos jóvenes entre unos 30 años de edad. Nos percatamos que los dos voltearon a ver su pantalla unas 12 veces, en menos de 20 minutos. Como era de esperarse y por tener los celulares sobre la mesa,  ambos jóvenes perdían la mirada para enfocarla en su celular, cada vez que éste vibraba y se prendía por recibir una notificación. Esto pasaba aún cuando se veía que estaban teniendo una conversación seria.  Observar todo este comportamiento al detalle, nos llevó a discutir cuántas veces al día checamos nuestro celular.

Una búsqueda en “San Google” nos confirmó lo esperado: una persona en promedio revisa 150 veces al día su smartphone; esto quiere decir que voltea a ver su pantalla cada 6 minutos y medio. ¿A caso a esto no le denominarías una adicción?

Estos datos perturbadores sobre una posible adicción a nuestro dispositivo móvil nos inspiraron, para escribir este artículo, y para hacer consciente la relación enfermiza y dependiente, que una gran mayoría tiene con su teléfono celular; pero, como dicha dependencia se ha hecho tan normal en nuestra sociedad, la descalificamos, subestimando el grave problema de socialización, que realmente es.

Seguro te vas a identificar con el 80% de los usuarios de un smartphone, quienes, al despertarse, lo primero que hacen es revisar su celular. Antes de saludar a alguien, tomas tu celular y ves lo que pasó en las 8 horas que dormiste.

Resultado de imagen para sleep with phone

Lo mismo pasa a la hora de dormir: ¿cuántas veces no te has dormido, más tarde de lo planeado, por estar en tu celular? El 95% de las personas en Estados Unidos confesaron que su celular es el último objeto con el que interactúan en el día; todo esto, por estar checando las noticias en Facebook, contestando mensajes en Whatsapp y viendo fotos en Instagram. No podemos culpar de nuestra adicción a nadie más que a las redes sociales.

Todos hemos experimentado la Nomofobia: miedo que se experimenta, cuando se cree perder o estar sin smartphone. Es justo ese momento cuando sientes un mini infarto, por no sentir tu celular en la bolsa, o cuando se te olvida y sientes que te falta algo importante de tu ser. Esta ansiedad que sentimos por estar “desconectados” del mundo (redes sociales) se ha hecho común e inconsciente, en nuestra sociedad. Ahora, a considerar: ¿Si todos tenemos esta fobia, entonces es aceptable y “normal” experimentarla? Si sí, nadie la denominaría como una consecuencia de nuestra adicción.

En total pasamos más de 2 horas sólo en redes sociales, 60% del tiempo es a través de nuestro celular. Pero, ¿te has preguntado, si realmente te sobran más de 2 horas de ocio, o si, inconscientemente, le quitas tiempo a otras actividades, para estar actualizado en tus redes sociales?

El uso de la tecnología ha revolucionado tanto a nuestra forma de relacionarnos, que hemos encontrado la manera de estar “solos-juntos”, ya que nunca estamos completamente solos; siempre tenemos acceso a estar interactuando con otras personas, a través de las redes sociales; y, cuando verdaderamente nos encontramos solos, es cuando empezamos con la ansiedad de querer usar el celular. Sólo piensa en ti, cuando estás esperando un turno, en un aeropuerto, en el banco; hasta cuando está la luz roja del semáforo recurrimos a nuestro smartphone; es como si hubiéramos perdido la capacidad de estar solos, para reflexionar, pensar, meditar y aprender a disfrutar de nuestros propios pensamientos, sin tener que recurrir a una red social, para evadir esa sensación de estar solo conmigo mismo.

Imagen relacionada

El “Pienso, luego existo” de Descartes está siendo reemplazado por “comparto, luego existo”. La necesidad de estar presente en la noticias de Facebook o en Instagram, nos está transformando en una sociedad que busca más ir de viaje a un lugar por las fotos que pueden tomar y compartir, más que por el destino en sí mismo. Si no comparto, es como si no hubiera ido; si no comparto, es como si no hubiera pasado…Si no comparto, no existo.

Países como Estados Unidos y China han empezado a abrir centros y campamentos de desintoxicación digital para adolescentes. Puede ser un negocio en potencia que vale la pena emprender, en un lugar como México, donde somos el país con más usuarios en Facebook.

Pero, ¿realmente debemos culpar a nuestra sociedad por esta adicción digital? O ¿será que hemos sido “víctimas” de las empresas desarrolladoras de estas herramientas tecnológicas como Facebook, Google, etc.? Imagina cuánto poder tienen estas aplicaciones de redes sociales, si controlan nuestro tiempo; no sería raro pensar que ellos son los culpables de esta adicción digital, y que harían todo, para incrementar la atención que les dedicamos, (hablaremos de este tema en nuestro próximo artículo).

Ahora que hemos planteado el común denominador, en cuanto a la situación de adicción al smartphone se refiere, te dejamos estos 6 consejos, para que las redes sociales no controlen tu tiempo:

1) Entrena a tus contactos: si siempre les respondes a tus contactos de inmediato, eso esperarán siempre de ti. Lo mejor es que tú seas el controlador de sus expectativas y respondas en un tiempo razonable, para que sepan en que horarios puedes contestarles.

2) Desactiva las notificaciones de tus redes sociales: No tienes que recibir un aviso cada vez que alguien actualiza algo en tus redes sociales. Las notificaciones las podrás abrir, cuando tengas el tiempo de abrir la app.

3) Establece tiempo límite, para checar tus redes sociales: es importante ser disciplinado, para escoger un lapso de tiempo corto, a una cierta hora, para que no te quite mucho tiempo y sólo le dediques espacio a lo importante.

4) Empieza a cambiar emails por plataformas de coworking en línea, para no tener que estar al pendiente de tu email y distraerte.

5) Usa los filtros: no tienes que leer los emails de las redes sociales. Hay opciones, para que ese tipo de emails se vayan directo a tu bandeja de entrada y no se muestren en tu bandeja.

6) ¡Hazlo un hábito!: aprende a dedicarle el tiempo necesario a las redes sociales y al email. Puedes llegarte a sorprender de la manera en que tu productividad aumenta.

Únete a nuestra comunidad DaCodes. para mantenerte informado con los temas más interesantes del mundo digital.

Sin comentarios

Comments closed