Tu nuevo Android estará diseñado para que lo uses menos








Tu nuevo Android estará diseñado para que lo uses menos

O más bien, con moderación

| Tiempo de lectura: 6 min

Las redes sociales son culpables de muchos males y de muchas cosas buenas, igual que el alcohol.

Pero como toda cosa inventada por nosotros, es el uso que le damos lo que las hace malas y ya que no hay mucho que podamos hacer para controlar las redes sociales al menos podemos controlar el tiempo que invertimos en ellas.

Sin embargo no es tan fácil dejar tu red social favorita porque esos memes no se van a compartir solos, o esas conversaciones no se van a discutir solas tampoco, y esas fotos tampoco se pueden dar like por sí mismas y es irresistible tomar el teléfono para mirar los nuevos memes y discusiones potenciales. Pero no, no es cierto, puedes vivir sin todo eso y probablemente lo has hecho por un largo periodo de tu existencia (si tienes mas de 20 años) y simplemente miras a tu teléfono porque esperas una dosis de amor o de apreciación que también podrías obtener por otros medios. Ya lo ha hablado Renata Schlamme y puedes mirar el vídeo 📹 en nuestro Instagram.

No estoy siendo intencionalmente irónico esta vez al redigirte a Instagram mientras hablamos de este tema 😂, por favor échale un vistazo.

 

Asumiendo que ya viste el vídeo, ahora sabes que tu adicción a las redes sociales no es del todo culpa tuya (pero lo es en gran proporción).

Por eso es que Facebook es infinitamente scrolleable, por eso es que Twitter te dice si hay tweets nuevos todo el tiempo (y te manda spam en tu bandeja de entrada todos los días), por eso es que Instagram te bombardea de ansiedad y por eso YouTube te muestra videos relacionados que no siempre tienen que ver con lo que estás viendo pero que aún así terminas viendo, porque saben que te gusta y que pasarías todo el día con la mirada fija en la pantalla si es posible.

Entonces, ¿debemos dejar de usar esos servicios?

No estoy en contra de las redes sociales y no son malas, como lo dije en el post de “Las redes sociales nos hacen más humanos”.

Sólo son otra herramienta para comunicarnos y son tan efectivas que nos consumen mucho tiempo para estar al lado (no literalmente) de seres queridos y no tan queridos , al final ellas existen sólo porque nosotros tenemos amigos en ellas, si todos ellos de pronto decidieran dejar de usar Facebook yo también lo haría y eventualmente los círculos de amistad en los que estoy también lo harían creando una reacción en cadena donde todo mundo deja de utilizar Facebook para crear un mundo de paz, libre de adicciones a las redes sociales… o más bien tomaríamos algo más que nos comunique con esas personas y nos haríamos adictos a eso.

Eso fue exactamente lo mismo que pasó con el periódico y su producción masiva, mucho antes de que el internet fuese “algo”. La gente no era anti-social o adicta, simplemente tenían algo a la mano que los distraía, algo con qué entretenerse de camino al trabajo y de camino a casa en los 30 minutos de viaje.

Ahora hagamos un pequeño análisis.

¿Bajo qué circunstancias no te atreves a mirar tu teléfono?

  1. En el cine. Acabas de pagar para estar ahí y no vas a perderte la película por mirar algo que de todas formas miras todos los días.
  2. Estás hablando con alguien que respetas mucho o están hablando sobre algo muy interesante.
  3. Tienes las manos ocupadas. 😂
  4. En el trabajo. Tu jefe te acaba de amenazar con descontarte de la quincena si sigues mirando el teléfono.
  5. Estás muy concentrado trabajando en tu hobbie (pintar, escribir, construir…).
  6. No tienes internet o alguna clase de conexión de red.
  7. Acabas de cortar con tu pareja y te está escribiendo en palabras poco agradables que sólo empeoran más la situación.

O sea, no te atreves a mirar el teléfono si:

  • Hay algo más entretenido qué mirar frente a ti.
  • Tienes a tu disposición otros medios para compartir información.
  • De algún modo, estás físicamente imposibilitado para hacerlo.
  • Estás bajo amenaza.
  • Tienes algo más entretenido qué hacer.
  • No tienes razones para hacerlo.
  • Hay un castigo emocional.

Android P

Papá Google está trabajando en un proyecto muy ambicioso, la nueva versión de Android que de momento sólo se conoce como “Android P”. Esta nueva versión incluye una serie de funcionalidades que harán nuestro uso del internet más saludable y bajo en calorías (?) como parte de una iniciativa llamada Digital Wellbeing, que en español se traduce como “Bienestar Digital”.

Una versión Beta está disponible para aquellos que quieran probar el sistema operativo antes de su fecha de lanzamiento y ayudar al equipo de Google a mejorarlo. Se espera que la versión oficial sea publicada en agosto de 2018.

El nuevo sistema operativo tendrá entre otras características, un nuevo sistema que registra el tiempo que inviertes utilizando el teléfono y con qué aplicaciones, para poder saber con mayor precisión qué tan adicto eres y cuál es tu droga favorita.

Y no se limita a mostrarte el tiempo. También puedes limitar tus aplicaciones individualmente para ser usadas solamente durante un tiempo determinado y pasado ese tiempo, el ícono de la aplicación se tornará gris y no podrás abrirla. Tú decides cuánto tiempo podrás utilizar la aplicación y cada cuándo se reseteará este tiempo para poder usarla nuevamente. Google pone de nuevo en nuestras manos una herramienta innovadora que, se espera, usemos apropiadamente.

Pero los aportes a la salud de parte de Google no terminan aquí, Android ahora viene con un modo DND, siglas de Do Not Disturb que en español significa “No molestar”. Mientras tu teléfono está en este modo no recibirás notificaciones ni serás notificado de algún mensaje recibido, salvo que agregues tus contactos favoritos a una lista especial que no bloqueará notificaciones de sus mensajes o llamadas.

Otra de las nuevas características es Wind Down que no bloquea tu teléfono ni las aplicaciones, pero deja la pantalla en escala de grises a tu hora designada para dormir con el propósito de evitar que te distraigas con él. El filtro busca disuadirte de querer mirar el teléfono para poder dormir con tranquilidad.

Y por último el Shush. Es una nueva característica que pone al teléfono en modo Do Not Disturb automáticamente cuando esta boca abajo sobre una superficie plana, como en una mesa, aunque esta función aún necesita algunos ajustes.

 

Con esta iniciativa Google nos ayuda a controlar mejor nuestra adicción al teléfono, cubriendo algunos puntos de los ya mencionados:

  • No te impide físicamente acceder a tu teléfono pero bloquea las aplicaciones.
  • Al ponerte la pantalla en escala de grises a la hora de dormir, sientes menos comodidad al mirar el teléfono.
  • No hay penalización de algún tipo pero ver cuánto tiempo utilizaste el teléfono en el dashboard es bastante castigador por sí solo.
  • Al eliminar las notificaciones por unos minutos evitarás la jugosa tentación de mirar el teléfono constantemente.

No estás obligado a bloquear tus aplicaciones ni a mirar el dashboard constantemente pero es un avance para aquellos que deseen hacer un uso más responsable de su teléfono.

¿Qué piensas de esta jugada de Google?

Únete a nuestra comunidad DaCodes. para mantenerte informado con los temas más interesantes del mundo digital.

Sin comentarios

Comments closed