FOMO (Miedo a no Estar al Día) y cómo Controlarlo








FOMO (Miedo a no Estar al Día) y cómo Controlarlo

Como estar en una isla desierta pero sin ir a ninguna parte

| Tiempo de lectura: 6 min

FOMO, siglas de Fear Of Missing Out que en español significa “Miedo a no estar al día” o algo equivalente.

Esta condición surge durante el auge del internet, cuando “quedarse sin internet” implica perderse de muchas cosas y la ansiedad causada por esto llega a afectar negativamente las salud de las personas. Esta condición (si se le puede decir así) es caracterizada por un deseo (completamente normal) de estar en constante contacto y saber siempre lo que otros están haciendo, conocidos y no conocidos.

Es esa sensación que tienes cuando se va la luz en tu casa por varios días e inmediatamente tú y tu familia regresan 200 años en el pasado. Salvo que tu sabes que internet esta ahí afuera, conectando a todos menos a ti y que te estás perdiendo todo el chisme y las últimas tendencias. Te estás perdiendo el ridículo que hizo Elon Musk en su Twitter ayer, los últimos memes que circulan en Facebook, los capítulos recién sacados de tu serie favorita o peor aún, los últimos artículos del blog de DaCodes. 😱

FOMO es una de las nuevas “incapacidades” creadas por las nuevas tecnologías. Es decir, antes del internet nos comunicábamos por otros medios sin problemas pero una vez que pusimos nuestras manos (y nuestra confianza) en esta herramienta, nos hicimos dependientes de ella porque resulta ser la forma más fácil de mantenernos comunicados, pero al no disponer de ella caemos en un agujero social. Hemos vivido miles de años sin internet, pero ahora que está en nuestras vidas es un pilar más de la sociedad y sencillamente, no podemos vivir sin él.

Para suerte de todos, el FOMO es curable tratable. Aunque yo también entro en un estado de ansiedad y desesperación extrema al estar 2 semanas sin internet, puedo sin problemas estar algunos días aprovechando el tiempo sobrante que estaría usando en internet en otras cosas. 🎨🖌

1. Admitirlo

Como todo problema, para empezar a solucionarlo debes admitir primero que lo tienes. No puedes siempre estar al día con todo lo que ocurre en internet y tampoco puedes ser siempre el centro de atención.

2. Corta los cables

No literal, sino que corta los tiempos en los que revisas tus redes sociales. No es necesario desactivar tus cuentas, sólo se trata de revisar menos tus cuentas de Facebook, Instagram, Twitter.

Si no encuentras nada mejor qué hacer, prueba a descargarte un juego sin conexión, así desactivas el Wi-Fi o los datos mientras centras tu atención en algo menos dañino.

3. Reduce las notificaciones

Si tienes Facebook en el teléfono seguramente sabrás la cantidad de notificaciones que recibes por cosas tan triviales: un like, alguien compartió algo que compartiste, alguien que no conoces publica en un grupo al que ni siquiera recuerdas haber sido añadido. Desactiva todas las notificaciones push de aplicaciones de ese estilo, no las necesitas realmente.

4. Todos son felices

Nadie en sus redes sociales va a mostrar al mundo, intencionalmente, una mala versión de sí mismo. Ese amigo que se va a todos lados y lo comparte está ocultando muchas cosas negativas en su vida. Las vidas que ves en tus redes sociales no son tan perfectas ni tan excitantes como se proyectan. Una solución al FOMO es asimilar esto.

5. Distráete

Si tienes la oportunidad de buscar algo más divertido que revisar pantallas en búsqueda de algo interesante mejor haz tú mismo algo interesante. FOMO es producto de la infelicidad así que si te sientes en un estado mental poco saludable trata de buscar ayuda profesional o de un amigo.

6. No te compares

Castigarte a ti mismo comparándote con lo que ves que otros hacen en Facebook y tú no, es sumamente dañino y tóxico. Tú eres otra persona con diferentes necesidades y expectativas.

7. Ciérrate

Algunas veces recibes solicitudes de amistad en Facebook de gente que no conoces para nada. Es mejor tener en Facebook a pocos amigos pero muy conocidos que a muchos amigos pero ni idea de quién es el 90% de ellos. Existe un filtro con el que bloqueas solicitudes de amistad de personas con quienes no tienes amigos en común.

Esto te ayudará a evitar caer en lo comentado en el punto 6. Si alguien realmente desea contactarte te enviará un mensaje y lo podrás ver en tu bandeja de Solicitudes de conversación, así que trata de echarle un ojo a eso en cuanto puedas.

8. Evita el clickbait 🎣

Títulos de artículos de tipo “15 fotos que te dejarán con la boca abierta, la numero 8 se hizo super-viral” o títulos de video de estilo “NO VAS A CREER LO QUE ENCONTRÉ EN MI SÓTANO!!!” con una miniatura llamativa que al final no tiene absolutamente nada que ver con el contenido real del video, son en resumen una gran pérdida de tiempo, en serio, no te pierdes nada si evitas esta clase de contenido. Contenido realmente interesante captará tu atención sin necesidad de atraparte con títulos rebuscados.

9. Recuerda que hay anonimato

La gente en las redes sociales goza de cierto grado de anonimato o de protección al no poder pasar el puño a través de tu pantalla hasta el rostro del que te molesta. Esto significa que la gente te lanzará palabras hirientes esperando tu respuesta y recibirán una dosis de carcajadas después de que hayas caído en su juego.

Invertir tiempo en estas cosas sólo genera más ansiedad (y básicamente estrés inútil); elimina estas vibras negativas de tu círculo de amistades con un bloqueo o simplemente quitándolos de tu lista de amigos.

10. Atención ≠ Felicidad

No uses las redes sociales como fuente de felicidad. Muchas de las cosas que suceden en Facebook (y otras redes) no son reales y gracias al FOMO probablemente te estés perdiendo de cosas reales sucediendo alrededor tuyo.

11. Valora lo que tienes

La visión de “tener poco” y “tener mucho” varían de persona en persona. Son, en el mismo orden, lo peor que te puedes imaginar y lo mejor que te puedes imaginar, pero muchas veces eso no coincide con lo peor que puedes estar y lo mejor que puedes estar y es por lo regular más extremo que lo que imaginas.

Imagina algo cotidiano con lo que cuentas todos los días y puedes dar por garantizado que lo tendrás mañana (digamos, tu mascota), ¿qué pasaría si lo perdieras? Esto retoma también algo del punto 6. Agradece lo que tienes y no envidies lo que no tienes, eso te dará paz.

 

Con este artículo esperamos haber dado a conocer lo que es el FOMO, cómo identificarlo y cómo superarlo.

No es fácil seguir todos los puntos mencionados, pero uno eventualmente se vuelve indiferente a lo que pueda ver en redes sociales, eliminando el FOMO o manteniéndolo al margen sin darse cuenta.

Únete a nuestra comunidad DaCodes. para mantenerte informado con los temas más interesantes del mundo digital.

Sin comentarios

Comments closed